Blog

Cómo crear un curso online

Cómo crear un curso online en 2020

Miles de personas en el mundo están ganando mucho dinero con los cursos online ¡incluso hay millonarios! Y la verdad es que ya empiezan a ser bastantes.

Si estás aquí es que realmente tienes un interés en saber cómo crear un curso online

Dime pues…

¿Quieres crear un curso online y facturar más de 6 Cifras con él?

¡Entonces estás en el lugar adecuado!

Hoy voy a mostrarte los 10 pasos que necesitas hacer para crear tu curso online.

Venga, vamos a empezar con…

¿Qué curso online quieres crear?

Lo primero de todo es tener claro qué es lo que quieres vender. 

Necesitas claridad. 

Si ya lo tienes claro, perfecto, si no, te toca pensar en qué eres bueno, qué es lo que has hecho estos últimos años, qué te gustaría hacer…

Una vez que tengas claro que quieres vender y a que nicho quieres estar, toca pensar en quién es tu cliente ideal para ese curso que quieres crear.

¡Nos vamos al siguiente punto!

Quién es tu cliente ideal

Hasta que no tengas esto claro, no podrás crear un curso que funcione.

Necesitas entender a la perfección a tu cliente, conocer sus gustos, sus problemas, sus necesidades… 

Pero sobretodo enfocarte en los problemas que tiene este cliente. 

Porque tu formación irá de esto, así que ahora toca empatizar con tu cliente y entenderlo a la perfección. 

De verdad, no crees tu curso sin antes entender a tu cliente, estarás perdiendo tu tiempo y tu dinero.

Y ahora ya empezamos a entrar en materia con el paso nº3

Soluciona el principal problema de tu cliente

No cometas el error de crear un curso generalista que no satisface nada. 

Por un lado tienes que pensar que todos estamos muy ocupados, así que no quieras abarcarlo todo en tu primer curso. 

Este curso tiene que solucionar un problema de tu cliente, solo uno, el más específico y doloroso que tenga. 

Si das en el clavo, los clientes no podrán evitar comprar tu curso online. 

Es justo lo que estaban buscando. 

Resumiendo, crea cursos cortos, específicos, con la información necesaria para solucionar su principal problema. 

Dale una transformación específica y satisfactoria y este cliente nunca te abandonará.

Ahora que ya tienes claro qué problema vas a solucionar con tu curso, toca avanzar…

Estructura tu nuevo curso

No te pongas a crear contenido como un loco. 

Ahora es el momento de apuntar todas las ideas que tengas en tu cabeza, plasma en papel todos los temas que podrías tratar para solucionar los problemas que has decidido solucionar. 

Ahora no es momento de filtrar, haz una lluvia de ideas, ¡exprime tu cerebro!

Y Cuando ya tengas todas las ideas en el papel… 

Ya puedes empezar a ordenarlas por temas o módulos. 

Al final acabarás teniendo una estructura limpia en la que tendrás los módulos centrales y dentro las lecciones a tratar para cada módulo. 

Es importante que cada módulo ayude a avanzar un paso más hacia solucionar el problema del cliente. 

Para entender mejor el funcionamiento de tu curso, te recomiendo plasmar todas tus ideas de contenido y estructura en un mapa mental. 

Existen herramientas gratuitas de mapas mentales que te van a ir genial. 

En mi caso utilizo mindmeister o xmind. 

Tipos de cursos online que puedes crear

La verdad es que existen muchos formatos de cursos pero yo me voy a centrar en los principales y los que creo que más te pueden ayudar. 

Primero tenemos los cursos en automático y evergreen

Estos cursos son muy atractivos ya que una vez creado el curso, tu tiempo destinado a él será casi nulo. 

El curso se entrega al momento de comprarlo y solo suele haber soporte por correo o en un grupo de Facebook. 

Suelen ser cursos baratos de hasta unos 500€ pero lo normal es que sean de precios como 97€, 47€, 197€… 

Estoy seguro de que ya los has visto o incluso ya has comprado alguno. 

El único coste que tendrás es el de la publicidad. 

Por otro lado tenemos los cursos o programas mentorizados: 

Estos cursos ya son cosa seria, la verdad es que a mi me encantan, ofrecen una experiencia de usuario mucho más satisfactoria. 

Estos cursos pueden ser en directo o grabados pero además incluyen sesiones de seguimiento o soporte personalizado para todos los integrantes. 

Este tipo de cursos ya suelen ir a partir de los 1000€ y subiendo. 

La verdad es que tienen mucho valor pero tienes que tener en cuenta que es más complicado escalar y los recursos necesarios tanto en tiempo y dinero son más altos.

Ahora te toca elegir que tipo de curso quieres crear. 

Te será de gran ayuda ver que es lo que está haciendo tu competencia. 

Creación del contenido para tu curso

Aquí te voy a decir algo muy importante. 

¡No pierdas el tiempo creándolo! cuando yo empecé, cree mi curso online, lo grabé y me puse a venderlo. 

Al final no se acabó vendiendo. 

No porque el curso fuera de mala calidad, sino porque no era lo que el cliente estaba buscando. 

Mi recomendación es que empieces a promocionarlo y que en el caso de que lo quieras hacer con videos grabados, tengas creado solo 1 o 2 módulos del contenido. 

Si el curso se empieza a vender… harás la entrega de un módulo por semana y tú tendrás tiempo de ir creando los contenidos que faltan. 

Si lo haces en directo… en el momento en el que lo vendas empezarás a dar la formación. 

Este tipo de curso me gusta mucho porque puedes entender las necesidades de tus clientes en cada sesión e ir adaptando la formación hasta tener un programa formativo que realmente cumpla con las necesidades de tu cliente potencial. 

Lo primero es validar el interés del usuario, segundo validar el temario y finalmente paquetizar. 

Tengo que advertirte de una cosita más… Ya te he comentado que todos estamos muy ocupados y además nos es muy fácil distraernos. 

Así que no crees videos muy largos; mi recomendación es que hagas videos de entre 5 y 15 minutos. 

Céntrate en dar el contenido esencial para que el cliente consiga su objetivo.

Vamos a ver ahora un paso muy importante para el éxito de tu curso.

Y entramos en el paso número 7!

Facilitadores de aprendizaje

Cada vez son más demandados. 

Los facilitadores son ejercicios o plantillas que ayudan a la asimilación de lo aprendido y facilitan la implementación. 

Son una maravilla para la retención del cliente.

Estos cursos se suelen hacer en el poco tiempo libre que queda y además en algunos casos la implementación puede ser complicada. 

Con estos facilitadores estamos disminuyendo la frustración del cliente ante el problema y rompemos fricciones que podrían hacer que abandonara el curso. 

Una vez tengas tu mapa mental creado con todas las lecciones, piensa en qué lecciones podrías poner un ejercicio o dar plantillas que ayuden a la asimilación e implementación de los aprendido. 

Mi recomendación es que casi todas las lecciones deberían incluir una parte práctica.

Y ahora viene la pregunta que seguro que te estabas haciendo…

¿Qué precio le pongo al curso?

Esta es la pregunta del siglo. 

Tienes que tener en cuenta 3 factores. 

  1. Cómo de grande es la transformación de tu cliente.
  2. A qué precio está vendiendo tu competencia.
  3. Qué autoridad tienes en estos momentos.

Cuando empiezas, lo más probable es que crees productos con precios más económicos que tu competencia. 

Esto puede llegar a ser un error. 

Puede ser factible para la Fase de validar el curso pero en el momento que esté terminado, tienes que encontrar la manera de transmitir todo el valor del curso, sólo así podrás vender más y más caro. 

Además, conforme tu autoridad vaya aumentando, cada vez te será más fácil aumentar los precios. 

Bién ya lo tienes casi todo listo.

La definición del curso hasta donde has visto ahora, lo podrías hacer en menos de una hora. 

Lo que más tiempo de llevará será definir a qué nicho y a que cliente quieres ir. 

Todo lo otro irá viniendo solo. 

Te recomiendo que te apoyes en tu competencia. 

No estoy diciendo que copies su contenido… pero sí digo que puedes sacar ideas que es lo que los clientes están demandando. 

Es importante que entiendas que esto es un aprendizaje constante, olvídate de la perfección, si caes en este error, acabarás bloqueándote y tu curso nunca saldrá a la luz. 

Debes seguir esta secuencia:

Diseña – Valida – OPTIMIZA – Automatiza

Este es el proceso perfecto para crear tu curso online. 

Hasta aquí te he mostrado cómo crear tu curso ahora nos toca ir a la parte más técnica. 

En qué plataforma pongo mi curso

La verdad es que existen decenas de plataformas de alojamiento de cursos. 

Para mi lo importante es que pienses si quieres pagar una cuota mensual, una comisión por venta o solo el mantenimiento de tu propia plataforma. 

Mi recomendación es que no te compliques en crear tu propia plataforma. 

Al menos No ahora, una vez tengas validado el curso ya podrás empezar a crearla si quieres. 

Lo que tienes que hacer al empezar es subir tu curso a plataformas como Hotmart o teachable.

Recuerda que solo tienes que subir el primer módulo… 

Estas dos son plataformas muy económicas y sencillas de utilizar. 

No cometas el error de embarcarte a crear tu propia escuela online de cursos, estarás perdiendo el foco. 

Centra todos tus esfuerzos en diseñar y validar el curso, lo otro ya llegará a su momento. 

Venga que ya casi lo tienes todo listo pero no te olvides de esto que viene ahora porque puede hacer que no vendas nada…

Crea una página de ventas que enamore

Necesitas plasmar todo el valor de tu curso en una página. 

Esto para mi es de los factores más importantes.

Si tu página de ventas no capta la atención de tu cliente ideal, no vas a vender ni un curso. 

Te voy a hacer un breve resumen de cómo tiene que ser la base de tu página de ventas:

  1. Asegúrate de poner un título que capte su atención.
  2. Enfócate en el dolor de tu cliente.
  3. No expliques las características, céntrate en exponerle los beneficios que conseguirá.
  4. Muestra autoridad.
  5. Pon testimonios si los tienes.
  6. No te olvides de poner los botones hacia el checkout.
  7. Y ya por último lo que te va a conseguir tus primeros clientes potenciales…

Estrategia de publicidad

Ha llegado el momento de meterle caña y conseguir que estos clientes potenciales lleguen a saber que existes. 

No puede ser que aún no te conozcan ni a ti ni a tu maravilloso curso. 

Puedes dar a conocer tu nuevo curso a través de dos estrategia.

De forma orgánica la cual solo requiere de tu tiempo para ir publicando en redes sociales, youtube o artículos en tu blog. 

Lo malo de esto… es que si acabas de empezar no vas a contar con seguidores suficientes como para vender. 

La segunda forma es con la publicidad en Facebook Ads o otras plataformas similares. 

Esta es la mejor opción para hacerte visible de la noche a la mañana y empezar a tener las primeras ventas.

Tienes que tener en cuenta que la publicidad tiene un coste y que en un principio es posible que tengas que asumirlo tú hasta que las ventas alimenten la publicidad.

Si has elegido vender un programa mentorizado, te puede interesar el video en el que explico como crear el mejor embudo de ventas para servicios y programas de precios elevados. 

Antes de terminar recuerda estos pasos: 

DISEÑA – VALIDA – OPTIMIZA – AUTOMATIZA 

Hasta aquí todo lo que necesitas saber para empezar a crear tu curso online

Deja aquí abajo tu comentario sobre de qué te gustaría crear tu curso. 

Deja un comentario